Las tendencias de sostenibilidad transforman las empresas

10/04/2018Tiempo de Lectura 9 Min

Las tendencias de sostenibilidad y tecnología son positivas para las empresas, y también para el planeta.

Aunque considerar la sostenibilidad como otra palabra de moda en el mundo de los negocios puede resultar tentador, en realidad este concepto significa algo más. La sostenibilidad proporciona, tanto a las empresas como a todos nosotros, la oportunidad de reajustarnos, para que podamos prosperar y crecer en el presente sin hacer la vida imposible a las generaciones futuras. Esto no es solo una buena idea, sino una obligación: la población de la tierra aumenta, consumimos recursos vitales e irremplazables, y emitimos gases que contribuyen al cambio climático. Necesitamos adoptar una visión a largo plazo.

Además, la implementación de formas de trabajo más sostenibles también puede beneficiar a las empresas, puesto que la reducción del consumo de energía y de las emisiones, a menudo, también resulta rentable. Ser más sostenibles puede ayudar a las empresas a identificarse con las preocupaciones de sus clientes. Asimismo, algunos sectores ya están sometidos a presión para colaborar con los gobiernos en el cumplimiento de los objetivos del cambio climático. Por tanto, la sostenibilidad debe figurar en la agenda de todos. En especial, los siguientes siete aspectos clave relacionados con la sostenibilidad, que afectarán a las empresas desde 2020 en adelante.

1. El fomento de modelos de negocio más sostenibles

Los modelos de negocio existentes, basados en la venta de productos y consumibles, ya no constituyen la mejor manera de avanzar hacia el futuro. En lugar de un ciclo convencional basado en “fabricar, comprar y desechar” los productos, los fabricantes están poniendo en marcha economías circulares más amplias y que tienen en cuenta todo el ciclo de vida de los productos, desde la cadena de suministro hasta el final de su vida útil. Se unen los dos extremos para que el reciclaje, los materiales recuperados y las energías renovables tengan un papel más importante en la cadena de fabricación y suministro. Por ejemplo, tras su consumo, se puede reciclar más del 5% del plástico que contiene una impresora HP PageWide. Y más del 80% de los cartuchos de Tinta HP tienen entre un 45% y un 75% de contenido reciclado.

La transición hacia un modelo empresarial “como servicio” también incrementa la sostenibilidad, tanto para los fabricantes como para los distribuidores y consumidores. Hay ventajas claras en cuanto al crecimiento a largo plazo e ingresos recurrentes, s además de beneficios como la reducción de las inversiones iniciales y una mayor escalabilidad. Y, debido a que los modelos “como servicio” tienen en cuenta el ciclo de vida a largo plazo, es más fácil para todas las partes abordar los problemas que suponen los desechos y el reciclaje. Por ejemplo, el 47% de toda la tecnología de impresión para oficinas de HP sujeta a un contrato de servicios de impresión gestionada acaba siendo restaurada y vendida de nuevo a otros clientes.

2. Plásticos a examen

La emisión del documental Planeta Azul 2 en otoño de 2017 marcó un hito al poner de manifiesto la enorme cantidad de plásticos que flotan en los océanos y hasta qué punto estos residuos son dañinos.

La UE ha propuesto una estrategia que persigue el objetivo de reciclar el 55% de los plásticos para 2030. Actualmente, solo el 30% de los 25 millones de toneladas de residuos plásticos que se generan en Europa se recogen para su reciclaje. Las empresas de todos los tamaños y sectores deben reflexionar sobre cómo usan los plásticos y cómo se deshacen de ellos. Incluso si eso significa simplemente reducir el uso de envases de plástico o garantizar que todos los plásticos empleados se reciclen de una manera responsable siempre que sea posible.

Las empresas pueden colaborar con este esfuerzo. En 2016, HP fabricó más de 3.400 millones de cartuchos de tinta y tóner utilizando más de 88.900 toneladas de contenido reciclado, que incluían 3.700 millones de botellas de plástico. Y al incorporar en la cadena de suministro a los recolectores de botellas haitianos, HP creó oportunidades económicas para ellos y mejoras en la calidad de vida de sus familias.

3. Una nueva visión del agua

Gran parte del debate sobre la sostenibilidad se centra en el uso de la energía y en las emisiones de gases, pero actualmente se presta cada vez más atención al uso del agua por parte de las empresas. Las industrias de producción utilizan grandes cantidades de agua,en particular, los sectores de electrónica, alimentación y bebidas, minería, y fabricación de celulosa y papel. El agua se usa para refrigerar, procesar, desinfectar, regar y limpiar, por no mencionar los procesos que incluyen el uso de vapor o calderas. Un análisis de McKinsey estima que, en 2030, la demanda de agua puede superar en un 40% al suministro disponible. Aunque no supone una gran preocupación para la mayor parte de Europa, más de la mitad de la población mundial vive en zonas con escasez de agua. Si las compañías con cadenas de suministro o procesos de fabricación internacionales aún no están pensando en el agua, es hora de que empiecen a hacerlo.

4. Impresión 3D: una nueva revolución industrial

Demasiado a menudo, se ve a la tecnología como un enemigo de la sostenibilidad, pero también puede representar un pequeño papel en la búsqueda de soluciones. La impresión 3D, o fabricación aditiva, consiste en que impresoras de grandes dimensiones “imprimen” objetos 3D capa por capa. Esta tecnología tiene la capacidad de transformar las cadenas de fabricación y suministro, al permitir producir bienes en cantidades más pequeñas, o incluso a demanda, mediante microplantas de bajo consumo ubicadas más cerca de donde se encuentran sus clientes. Esto mejora claramente la eficiencia de las empresas gracias a la reducción de costes de envío, residuos y espacio de almacenamiento, porque las empresas pueden contar con inventarios virtuales y fabricar allí donde se solicite el producto y cuando se necesite. También hay ventajas igualmente evidentes para la sostenibilidad, en términos de reducción de desperdicio de materiales y de emisiones generadas por la distribución. Según un estudio de Energy Policy Journal, la combinación de la impresión 3D con las cadenas de suministro locales puede reducir las emisiones mundiales de carbono en 535,5 millones de toneladas métricas en 2025. HP, con su tecnología Multi Jet Fusion, es un actor clave en este ámbito.

5. El impacto del aprendizaje automático y la Inteligencia Artificial

El aprendizaje automático, la inteligencia artificial (IA) y la automatización llegarán a todas las empresas en los próximos diez años. Las empresas tendrán que pensar cuidadosamente cómo aprovechar al máximo sus ventajas sin ocasionar consecuencias sociales importantes. Dicho esto, esas mismas tecnologías pueden ponerse al servicio de la sostenibilidad. En Alemania, Solactive AG se ha asociado con Deutsche Bank para desarrollar un índice de sostenibilidad basado en un lenguaje informático, que hace un seguimiento del rendimiento de las empresas de Europa que tienen políticas de responsabilidad medioambiental y social. Con él se pretende ayudar a que los negocios que prioricen la sostenibilidad puedan tener mejor información para tomar decisiones. En otros campos, como las flotas logísticas, la fabricación, el servicio o la asistencia, la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático pueden ayudar a las empresas a funcionar de una manera más sostenible (y rentable). Gracias a los sensores integrados, incluso pueden gestionar sus instalaciones de una forma más adaptativa y energéticamente eficiente. Mediante el análisis o modelos predictivos, hasta sectores como la agricultura pueden beneficiarse de estas tecnologías. Por ejemplo, ya existen sistemas basados en estas innovaciones para la mejora del diagnóstico de las plagas de los cultivos o el uso más efectivo de los pesticidas.

6. Telepresencia mediante la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

Es difícil encontrar una relación directa entre la sostenibilidad y la realidad virtual (RV) o la realidad aumentada (RA). Sin embargo, estas tecnologías tienen un enorme potencial para ayudar a las empresas a reducir las emisiones de carbono que provocan los viajes de negocios. El secreto es la telepresencia: la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada permiten proporcionar algo muy similar a una presencia física en las reuniones, las actividades de formación y el trabajo colaborativo, pero sin la necesidad de que todos los participantes estén físicamente en un mismo lugar a la vez. La Realidad Virtual y la Realidad Aumentada crearán enormes oportunidades de negocio para las empresas innovadoras, y permitirán a otras empresas ahorrar tiempo, dinero y, a pequeña escala, proteger el planeta.

7. La cadena de bloques y la transparencia de la cadena de suministro

La cadena de bloques (Blockchain en inglés) es conocida sobre todo como la tecnología que está detrás de criptomonedas como el Bitcoin, pero también puede transformar la forma en que las empresas gestionan y auditan sus cadenas de suministro globales. Permite que las empresas hagan un seguimiento del movimiento de los bienes o materiales y sepan dónde se encuentran, además de controlar cada transacción a medida que éstos se mueven por la cadena de suministro. La conexión de los proveedores, fabricantes e intermediarios mediante los libros de registro digitales basados en Blockchain ofrece un margen para optimizar las rutas y procesos, así como para reducir las emisiones de carbono, los residuos y el impacto medioambiental en general. El Blockchain también ofrece mayores niveles de transparencia para conocer el origen y procedencia de todo, y si los participantes en el proceso también han seguido prácticas de negocio sostenibles. Si bien, la minería de Bitcoin es un proceso que consume energía y no contribuye mucho a la sostenibilidad, la tecnología Blockchain puede ayudar a restablecer el equilibrio.

No todas estas tendencias serán relevantes para todas las empresas, pero tal vez le proporcionen nuevas ideas sobre las medidas que su empresa puede poner en marcha para promover la sostenibilidad. Estas medidas pueden consistir, simplemente, en concebir formas de reducir los residuos o usar tecnología innovadora para aumentar la eficiencia. O pueden significar una reflexión a fondo acerca de los productos y servicios que adquiere, así como sobre su procedencia. Con el enfoque correcto, la sostenibilidad no consiste en un conjunto de rígidas normativas y regulaciones, sino en mirar hacia el futuro a largo plazo, pensando en su empresa, en la comunidad en general y en el planeta.

 

Tektonika Staff 08/16/2018 Tiempo de Lectura 6 Min

Prevención o recuperación: ¿Dónde debemos enfocar los recursos lim…

A medida que los ciberataques se han vuelto más complejos, ha surgido un intenso debate sobre cuáles son las mejores estrategias de defensa. Michael...

  1. 1

Rose de Fremery 08/09/2018 Tiempo de Lectura 5 Min

Un paso más hacia la sostenibilidad de las TI gracias a la impresi…

No hay que ser un obsesivo de la IA para darse cuenta de que la sostenibilidad está en alza. Sobre todo, en el campo tecnológico. Desde tendencias...

  1. 1

Joe Hewitson 07/26/2018 Tiempo de Lectura 4 Min

Introduzca un soplo de aire fresco en su oficina con las últimas t…

Antes de que nos diéramos cuenta, el año 2017 tocaba a su fin. Y no cabe duda de que en 2018 seguirán surgiendo nuevas tecnologías que le dejarán...

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no se hará público. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco. Required fields are marked *