La evolución de unos consumibles de impresión más sostenibles

06/21/2018Tiempo de Lectura 7 Min

Las impresoras han evolucionado mucho desde los años ochenta, y las mejoras de sus cartuchos les han seguido de cerca. Especialmente en lo referente con el medio ambiente.

 

Puede parecer que el negocio principal de las tecnologías de impresión no haya  cambiado mucho en los últimos 40 años. En los años ochenta, las empresas empezaron a poder permitirse impresoras láser capaces de imprimir unas cuantas páginas por minuto,  gracias a que su precio se redujo bastante. Desde entonces, la impresión láser ha sido la tecnología dominante. Al mismo tiempo se han producido otros cambios menores pero igual de importantes, especialmente en la manera en que se ofrecen los consumibles. A continuación, vamos a analizar la evolución de los consumibles, teniendo en cuenta los cambios tecnológicos clave y su repercusión, culminando con los desarrollos eco-conscientes que estamos viendo hoy en día..

De la impresora margarita a la láser

En los años ochenta, la mayor parte de las impresiones se realizaban con impresoras margarita y matriciales. Las primeras impresoras margarita eran, básicamente, versiones automatizadas de las máquinas de escribir. Las cintas se usaban para suministrar la tinta del mismo modo. Las impresoras matriciales, contemporáneas de las impresoras margarita, tampoco tenían una tecnología muy revolucionaria ya que usaban también cintas de tinta. Esta tecnología de tinta tenía ya cien años de historia, pues las primeras máquinas de escribir de repercusión llegaron alrededor de 1870.

Las impresoras matriciales contemporáneas usan la misma tecnología. Básicamente, con rollos de cinta como principal consumible. Esas cintas se pueden reciclar rellenándolas de tinta, algo que rara vez se hace. En cambio, las impresoras láser conllevaron un cambio importante en la manera de suministrar los consumibles, puesto que la tinta no estaba tan vinculada al paquete en el que se entregaba. En los años ochenta del siglo pasado, los residuos generados no eran un problema relevante y la mayoría de las empresas seguían desechando el cartucho después de que se agotara el tóner. Pero ya existía la posibilidad de que el contenedor sobreviviera a la tinta, sentándose las bases para el reciclaje.

El auge de la reducción de residuos

Aunque ni siquiera a principios de los noventa el reciclaje era un factor importante para muchas empresas, algunos fabricantes ya empezaban a planteárselo. El programa Planet Partners de HP vió la luz en 1991, y promovía la devolución y el reciclaje de los cartuchos de las impresoras LaserJet. Fue el detonante de un movimiento que no ha parado de crecer. Desde sus inicios, el programa Planet Partners de HP ha reciclado 566 millones de cartuchos de tinta y tóner en más de 50 países. En la actualidad,  el 80% de los cartuchos de tinta de HP y el 100% de los cartuchos de tóner LaserJet usan plástico reciclado. En concreto, HP usa botellas de plástico recicladas de Haití como materia prima.

Las impresoras consumen más cosas además de los cartuchos. El consumo energético también es un factor importante. Cuando hicieron su aparición, las impresoras láser consumían mucha más energía que sus impresoras predecesoras margarita o las matriciales, y hoy en día sigue ocurriendo lo mismo. Una impresora matricial típica consume 60 W al imprimir, mientras que una impresora láser media requiere unos 250 W. Eso sí, la velocidad de impresión de esta última reduce el tiempo que está activa para imprimir una página.

En todo caso, los costes de impresión láser por página siguen siendo en general más altos. Aproximadamente unas diez veces más elevados que los de una impresora matricial. Sin embargo, la impresión de gráficos y fuentes de alta resolución no es posible con la tecnología matricial. Rediseñar los consumibles de impresión en lugar de la propia impresora puede tener un mayor efecto en estos  datos. HP ha utilizado una serie de tecnologías en sus cartuchos JetIntelligence para su gama LaserJet, que incluye el tóner ColorSphere 3, que se derrite a una temperatura más baja para reducir el consumo de energía. El tóner cuenta con una carcasa dura para los de mayor capacidad y una forma esférica, lo que aumenta el número de páginas que puede imprimir. El sello del tóner también se elimina de manera automática durante la instalación, lo que reduce el tiempo que los empleados necesitan para cambiar el cartucho.

En general, JetIntelligence significa más páginas por cartucho, con menor desgaste del cartucho y estimaciones más precisas, para que no haya que cambiarlo antes de que se agote por completo. También ofrece una ventaja indirecta: la reducción de residuos. Todo con una calidad de impresión mejorada y más precisa. Las impresiones de mala calidad y los atascos de papel acarrean impresiones adicionales innecesarias. Al mantener al mínimo las reimpresiones, se usa menos papel. Y al imprimir a doble cara por defecto se reduce a la mitad la cantidad de papel empleado.

Hay más consumibles a tener en cuenta. El tambor de imagen forma parte a menudo del cartucho del tóner en una impresora láser, aunque a menudo tiene una vida útil mayor que la del tóner, a no ser que resulte dañado. Esto no supone un problema si se recicla el cartucho, pero crea unos residuos innecesarios si no se hace. Reemplazar el tambor solo cuando sea necesario reduce, por lo tanto, el consumo de recursos.

El nivel de respeto por el medio ambiente no solo está relacionado con la energía, la sustitución de las piezas y el consumo de tinta o tóner de la impresora. Un cartucho con mayor capacidad también puede ayudar a reducir las veces que se cambia y la cantidad de embalaje necesario. Como consecuencia, se consume menos combustible en las entregas, que también se reducen. HP Instant Ink incluso permite a la impresora solicitar sus propios recambios de cartuchos cuando bajan los niveles de tinta.

El auge de las impresoras de inyección

Aunque las impresoras láser han dominado el negocio durante décadas, su hegemonía se ha visto comprometida desde hace poco. El status quo indicaba el uso de impresoras láser en las empresas y de inyección en los hogares, dado que estas últimas ofrecían gráficos de mejor calidad a cambio de un desembolso inicial menor en la propia impresora, pese a que los gastos posteriores a menudo eran mayores. Por otro lado, las impresoras de inyección no encontraron su sitio en el mundo empresarial porque resultaban lentas y caras a largo plazo en comparación con una impresora láser o LED, aunque presentaran un precio inicial de compra más económico.

Pero todo esto cambió con la llegada de la tecnología PageWide de HP. Esta novedad hacía frente a la principal razón por la que las impresoras de inyección son lentas: el cabezal de impresión. Las impresoras láser usan un láser dirigido por un espejo para “escribir” la imagen en la página que se va a imprimir mediante una descarga eléctrica en el tambor. Esto permite imprimir muchas páginas por minuto.Mientras, las de inyección de tinta tienen que mover el cabezal por la página para imprimir cada grupo de líneas, y lo hacen repetidamente para completar la página. Pero la tecnología PageWide de HP elimina esa necesidad, porque usa un cabezal tan ancho como la página, que no necesita moverse por ella.

Gracias a ello, las impresoras de inyección han encontrado su lugar junto a las de tecnología láser en el mundo empresarial. De hecho, la OfficeJet Pro X logró superar a las impresoras láser en velocidad. La OfficeJet Pro X551dw ganó en 2012 el premio Guinness a la impresora más rápida en imprimir 500 páginas. Esta impresora consume además solo 70 W de media, y cuesta la mitad que una impresora láser convencional cuando hablamos de impresión a color.

Una nueva dimensión para las impresoras

Los consumibles de impresión cambiarán de manera más drástica aún si se cumplen las predicciones sobre el rendimiento de la impresión en 3D. Se espera que hasta el 40% de la industria global de fabricación, valorada en dos o tres billones de dólares, se pasará a la impresión 3D a lo largo de los próximos 5 o 10 años. Lejos de desaparecer a causa de la creciente virtualización del negocio digital, el futuro de las impresoras parece más seguro que nunca.

Tektonika Staff 10/18/2018 Tiempo de Lectura 5 Min

El trabajo de HP no termina cuando compras nuestros productos

El programa HP Planet Partners recoge todos los equipos de impresión antiguos y les da una nueva vida mediante un programa de reciclaje de ciclo...

Tektonika Staff 10/04/2018 Tiempo de Lectura 9 Min

Las tendencias de sostenibilidad transforman las empresas

Las tendencias de sostenibilidad y tecnología son positivas para las empresas, y también para el planeta. Aunque considerar la sostenibilidad como otra...

Tektonika Staff 08/16/2018 Tiempo de Lectura 6 Min

Prevención o recuperación: ¿Dónde debemos enfocar los recursos lim…

A medida que los ciberataques se han vuelto más complejos, ha surgido un intenso debate sobre cuáles son las mejores estrategias de defensa. Michael...

  1. 1

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no se hará público. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco. Required fields are marked *